Cada banco, un mirador.